Tarta de queso al horno (cheesecake)

Esta es una tarta muy sencilla. Aunque el relleno lo podríamos elaborar con los mismos ingredientes que la tarta de queso con Thermomix, la textura y el sabor quedarán muy diferentes.

Ingredientes que necesitas

Para la base:

  • 1 lámina de masa quebrada (hecha por ti o comprada, fresca o congelada)

Para el relleno:

  • 200g de leche condensada (entera y con azúcar)
  • 1 yogurt de limón
  • 300g de crema de queso semidesnatada o desnatada
  • 5 huevos
  • 2 cucharaditas de zumo de limón
  • 60g. de harina fina

 

Elaboración

Primero elaboramos la base. Forrar un molde desmontable con papel vegetal y extender sobre éste la lámina de masa quebrada. Sellar los bordes de la masa apretándola contra las paredes del molde con las manos humedecidas para que no se despegue al hornear. Con un tenedor práctica incisiones a lo largo de toda la masa. Cubre la masa con otra lámina de papel vegetal y sobre éste, coloca unos garbanzos secos a modo de peso para que la masa no suba. Introducir el molde en el horno previamente calentado, a 180ºC durante  10-15 minutos, hasta que la masa esté ligeramente dorada. Una vez transcurrido el tiempo, sacar del horno y dejar enfriar. Quita los garbanzos y el papel vegetal que cubría la masa. Dejar enfriar. Esta técnica se conoce como hornear “a ciegas”.

Ahora preparamos el relleno. Ponemos los ingredientes, excepto los huevos, en el vaso de la batidora y mezclamos a velocidad media hasta obtener una crema suave, sin grumos y homogénea. No debe de quedar con burbujas de aire, sino lisa. Vamos añadiendo los huevos a la mezcla uno a uno, batiendo cada vez, cuidadosa y lentamente. Volcar el relleno sobre la masa horneada. Introducir en el horno a 150-160ºC durante 1 hora y media. Cuando termine es importante que no abras el horno. Apágalo y deja enfriar la tarta dentro de él sin abrirlo. Espera 2 o 3 horas a que se enfríe en el horno, después saca la tarta y deja que la tarta duerma toda la noche en el frigorífico (8-12 horas).

Emplatado y maridaje

Cortar la tarta en los clásicos triángulos y colocar al lado de cada porción unas gotas de chocolate puro y una cucharadita de mermelada de frutos del bosque o similar.

Es la tarta perfecta para una larga sobremesa con café y cava.

Acerca de El Club de la Salud

Agricultora. Estudio cocina y sumiller (integrado conceptos).
Esta entrada fue publicada en Cocina internacional, Queso, Recetas del mundo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s