Crepes con berenjenas al orégano y huevos rellenos de zarangollo, regados con salsa holandesa

Los crepes no son sólo un postre, sino un entremés salado que procede de la Bretaña francesa. Es una masa de harina y huevo a la sartén, con forma de disco y cocinada por sus dos caras. La palabra “crepe” que nosotros usamos en francés, viene del  latín “crispus”, que significa crespo, ondulado. Es una palabra del siglo XIII, pero nuestros clásicos españoles  la hubieran llamado “Fruto de la sartén”: el concepto es muy empleado en la repostería española desde la Edad Media, y algunos de los primeros libros de cocina española describen este proceso de fritura con este nombre.  Se  considera una técnica repostera de origen  la gastronomía sefardí.

Te va a asombrar el sabor de la crema de berenjena. Por la técnica de cocinado utilizada y /o por su unión con la cebolla, se producen un conjunto de sustancias sápidas que emiten un sabor, si no igual, muy parecido al de la morcilla (embutido de sangre y cebolla).

El centro de la receta: las verduras:

Crema de berenjenas al orégano Crema de zarangollo
  • 1 kg de berenjenas, limpias y semipeladas, se espolvorean con sal y se dejan en un escurridor.
  • ½ kg de cebolla morada
  • Piñones, que tostamos en una sartén, cuidado que no se pasen, apártalos un poco antes de su punto, ellos continúan el proceso de tostado por acumulación de calor.
  • Orégano
  • Aceite de oliva virgen extra: 50 ml + 75 ml
  • 1kg de calabacines, limpios y semipelados.
  • ½ kg de cebolla blanca o cebolletas
  • Aceite de oliva virgen extra: 50 ml + 75 ml

Poner en una sartén 50 ml de aceite, calentar, incorporar la cebolla en troceada gruesa. Sofreír a fuego lento unos 20 minutos o hasta que la cebolla quede transparente. Poner en una sartén 50 ml de aceite, calentar, incorporar la cebolla en troceada gruesa. Sofreír a fuego lento unos 20 minutos o hasta que la cebolla quede transparente
Sacudir las berenjenas para eliminar el exceso de sal. En otra sartén poner en su fondo unas gotas de aceite y dorar las berenjenas. Retirar.  
Cortarlas en cuadrados y añadirlas a la sartén de la cebolla. Verter 75 ml de aceite. Rectificar de sal. Sofreír a fuego lento hasta que la berenjena esté muy tierna.  Añadir los piñones tostados y el orégano. Cortar el calabacín en cuadrados e incorporarlo a la sartén con la cebolla y también 75 ml de aceite. Salpimentar. Sofreír a fuego lento hasta que el calabacín esté muy tierno.
Triturar con un robot o pasapurés hasta obtener una textura fina. Triturar con un robot o pasapurés hasta obtener una textura fina.

Reservar las verduras en recipientes tapados, en caliente.

 

 

A continuación, los crepes y los huevos duros:

Ingredientes para los crepes:

  • 2 huevos
  • 100 g de harina
  • 10 g de aceite oliva sabor suave o mantequilla francesa
  • 1 pizca de sal
  • 250 ml de leche
  • 1 cucharadita de impulsor químico

Batir los huevos, añadir harina, levadura, leche y sal, de manera progresiva y sin dejar de remover. Por último incorporar la grasa fluida, mezclar.  Dejar reposar 20 minutos.

Mientras tanto, pon a cocer 4 huevos en agua hirviendo durante 10-12 minutos (depende del tamaño de los huevos). Cuando los huevos estén cocidos, pelarlos, partirlos por la mitad y separar las yemas en un plato, dónde las chafaremos con un tenedor.

Poner una sartén amplia a fuego moderado, engrasado el fondo. Cuando esté caliente, verter un cacito de masa para crepes y extenderlo por la sartén, de forma que quede una capa muy fina. Esperar 1 o 2 minutos y darle la vuelta. Dorar el otro lado. Retirar y reservar. Continuar haciendo crepes hasta que se acabe la masa y disponerlos unos sobre otros.  Reservar en caliente.

Por último la salsa Holandesa: para no alargar la entrada, os remito con el enlace de “Salsa Holandesa y derivadas”.

Emplatado

Rellenar el hueco que ocupaba la yema de los huevos por la crema de zarangollo, y espolvorear la yema por encima.

Extender  una o dos cucharadas de la crema de berenjenas en cada crepe, doblándolo a continuación en dos y luego en cuatro (dos dobleces, en pañuelo) y disponerlo en el plato junto a los huevos rellenos.

Verter sobre ambos la salsa holandesa.

Servir inmediatamente.

Acerca de El Club de la Salud

Agricultora. Estudio cocina y sumiller (integrado conceptos).
Esta entrada fue publicada en Cocina creativa, Cocina internacional, Cocina mediterranea, Cocina murciana, Fusion, Verduras. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Crepes con berenjenas al orégano y huevos rellenos de zarangollo, regados con salsa holandesa

  1. Apicius dijo:

    Su receta ha quedado registrada para el 2º Concurso Internacionakl de gastronomía.
    Ya sabe, si así es siu deseo, que puede concursar con otra receta salada y dos de dulcwería.
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s