Menús de verano

Cuando llega el calor, es necesario cambiar el estilo y temperatura de presentación de los alimentos. Apetece más comer con tenedor que con cuchara.

Os proponemos dos platos que pueden ser únicos,  acompañados de ensalada de verduras frescas y con un postre a base de queso, fruta fresca y frutos secos.

Cerdo agridulce

De forma muy esquemática os la propongo:

v  2 solomillos de cerdo

v  Mermeladas agridulces o chutney:

Chutney es de origen hindú, utiliza una especia muy característica: el clavo, que aporta un olor y sabor pronunciado; gracias a algunos de sus componentes como el eugenol y aceites esenciales, el clavo tiene acción inhibidora frente a la proliferación de bacterias patógenas como E. Coli y Stahylococcus aureus o Clostridium botulinim y potentes propiedades antifúngicas, además inhibe la formación de toxinas patógenas por parte de algunos microorganismos productores. Por tanto, cuando elaboremos un chutney, lo dejaremos madurar al menos 1-2 meses en el frigorífico y al abrir el bote para consumir, se pueden retirar los clavos de olor. Papel de los clavos: conservador

v  chutney de calabaza: lo contamos en dos entradas:

https://elclubdelasalud.wordpress.com/2012/01/30/la-primera-comida-del-ano-2012/

https://elclubdelasalud.wordpress.com/2011/10/31/noche-de-halloween/

v  chutney de tomate:

  • 1 kg tomate maduro limpio
  • 1 manzana sin pepitas
  • 500 kg cebolla limpia
  • 30´
  • 1 chta coriandro semillas, moler
  • 2 clavos
  • 1 chta sal
  • ½ chta pimienta (op)
  • 100 ml vinagre sidra o 50 manz-50 vino blanco
  • 120 g azúcar moreno
  • 30´, hasta que espese.

v  1 bote de compota de manzana (manzana sin piel ni corazón, cocida en agua hasta que esté tierna, triturar fino y colar)

Doramos los medallones de solomillo. Reservar.

Desglasamos la sartén con la mitad de la compota de manzana, bajamos la temperatura a 60ºC, volcar en ella la carne, dar una vuelta y mantener en caliente hasta servir.

Emplatado

Disponer en el plato una pincelada de compota de manzana, una lágrima de chutney de calabaza y otra de chutney de tomate.

Espolvorear con cilantro picado muy fino. Llevar a 65º (un golpe de microondas).

Encima colocamos los trozos de carne, que deben de haber quedado sonrosados por el centro, tiernos y jugosos. Sazonar estos con sal de ambares.

Lentejas con arroz en caldo de pescado

Un bote de lentejas o bien 200 g de lentejas secas, cocidas al natural. Las lavamos bien y dejamos escurrir.

En una olla con 2-3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, sofreímos ligeramente las lentejas, añadimos un vaso de agua y una hoja de laurel. Cuando rompa a hervir apagar y mantener caliente.

En otra olla, 2-4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra,  añadimos 300 g de arroz carnaroli y rehogamos. Incorporamos una trufa de de bote, escurrida (no tires el caldo!!!) o bien deshidratada (en mi caso).  Sin parar de mover, ponemos 100 ml de vino de Oporto, cuanto más añejo mejor.  Con el fuego a potencia media-baja, vamos añadiendo poco a poco 800 ml de caldo muy caliente de pescado y marisco (por ejemplo espinas y cabezas de rape y cáscaras y cabezas de gambas, sofritas; con cebolla pochada). Si no tienes fácil elaborar el caldo, puedes diluir dos pastillas de caldo en el volumen de agua o de tetra brick). Cuando el caldo se ha agotado, el arroz debe estar en su punto. Reposar un par de minutos.

Emplatar, combinando con las lentejas templadas escurridas y una ensalada de tomate y albahaca.

Las lentejas son deficientes de metionina, que nos aporta el arroz y el pescado. De esta forma, ingerimos todos los aminoácidos esenciales, necesarios para la síntesis de proteínas.  Si de postre tomamos queso fresco, un puñado de frutos secos y una fruta fresca rica en vitamina c como kiwi, obtenemos un menú muy equilibrado y con un alto valor biológico.

Para ampliar un poco sobre éste tema, lee esta página, es muy sencilla y amena.

http://revista.consumer.es/web/es/20060401/alimentacion/

Acerca de El Club de la Salud

Agricultora. Estudio cocina y sumiller (integrado conceptos).
Esta entrada fue publicada en Carne, Cocina asiática, Cocina creativa, Conservación, legumbres, Materias Primas/Alimentos, Nutrientes, Verduras. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s